La realización de un piso de hormigón conlleva varias etapas para que a su finalización sea tan resistente como se necesita así como también de alta calidad para el desplazamiento. El primer paso tiene que ver con el diseño del espacio en el que el piso se va a llevar a cabo, luego se procede a la construcción y, una vez finalizado el proceso, tiene lugar el control de la superficie para que todo quede en verdadero orden y con una real planicie sobre la que las maquinarias pesadas tendrán buen soporte.

El diseño general depende de cada proyecto y siempre se elige cuando se quiere tener un material que no se deforma ni se astille, que se adapte a condiciones extremas de clima y que resiste abiertamente el paso de la gente y de equipamiento.

El proceso que conlleva trabajar con hormigón es sencillo pero requiere de capacitación y conocimiento en la manipulación de los materiales.

Conocimiento para el desarrollo de un piso de hormigón

Con años dedicados al mantenimiento industrial y a la oferta de respuestas para la optimización de los espacios, Miesa ofrece un servicio de calidad para la construcción de los pisos de hormigón.

Utilizando el mismo material también se puede solicitar la fabricación de base para tanques y para chimeneas entre muchos otros contextos donde el hormigón resulta imprescindible para proveer solidez y perdurabilidad.

Un cuidadoso análisis de la disponibilidad existente en el espacio es el primer paso para luego implementar el desarrollo de capas de material y moldeado en el caso de que se tenga que realizar el piso en el lugar o se generarán las piezas de manera externa para luego proceder al ensamblaje.

¡Aprovechá el servicio integral que te brinda Miesa y descubrí lo importante que es tratar con profesionales destacados en cada sector!

Contenido producido originalmente por FastForward Concepts para Miesa.