En muchos casos no es cuestión de espacio sino de saber organizarlo de la mejor manera. Es el caso de las oficinas en las que se tienen sucesivos escritorios con personal a cargo de tareas diferenciadas.

Puede que todo funcione a la perfección pero también puede suceder que se generen incomodidades por las diferentes perspectivas o las diversas finalidades que se persigan. Cuando ya los grupos de trabajo, de la manera en que se encuentran distribuidos, ves disminuida su capacidad productiva por la incomodidad en el intercambio, es momento de pensar en una nueva distribución del ambiente laboral.

Otras circunstancias semejantes se generan cuando lo que se realiza es la incorporación de una nueva división o nuevo personal para trabajar en el mismo sector y es preciso generarles un lugar de labor.

En cualquiera de ambos casos, una vez tomada la resolución, es bueno consultar sobre la mejor manera de optimizar el espacio y cómo se pueden crear nuevos lugares tan solo apelando a algunas estructuras o construcciones.

Armado de cubículos u oficinas

Con una estructura metálica y la combinación de diversos materiales se puede proceder a la creación de nuevas zonas laborales para reorganizar una oficina.

Una planificación y un proyecto en función del espacio que se tenga es el primer paso para que se realice una tarea efectiva. En Miesa, se puede encontrar un equipo de trabajo con las cualidades necesarias para que se ponga en práctica con seguridad y efectividad el cambio dentro de la oficina que se está necesitando.

Miesa desarrolla, además, todo un sistema completo de asistencia y mantenimiento industrial que podés consultar para que todo lo que tengas ganas de realizar para mejorar tu espacio laboral, tenga una fuerza de trabajo comprometida.

Contacta ya al grupo de trabajo que puede resolver tu progreso con gran riqueza desde
un ámbito de calidad.

Contenido producido originalmente por FastForward Concepts para MIESA.