Bueno, no es exactamente el mes de la pintura por un calendario que lo estipule, pero si has visto que tu industria necesita una renovación, la pintura es un buen comienzo y Septiembre el mes ideal para llevarlo a cabo.

Con la llegada de la primavera todo siente florecer y salir del letargo en el que se encontraba. En el caso de una empresa o industria, es un buen momento para emprender las acciones más a grande escala como puede ser la pintura industrial. Siempre es bueno contar con un clima que acompañe la tarea de manera que no resulte compleja por las altas temperaturas pero tampoco imposible de realizar por la humedad o frío constante.

Además, muchos de los procesos vinculados con la pintura industrial pueden realizarse en espacios abiertos, pero muchos otros no puesto que se necesita acceder a cañerías o desarrollos que ya se encuentran instalados y para poder trabajar en esas zonas se necesita generar alguna corriente de aire por los olores fuertes y para propiciar el secado. Es por esta causa que dichas acciones no pueden realizarse en invierno. Las bajas temperaturas generarían una situación incómoda para los trabajadores por la gesta de enfermedades pero, además, la humedad no favorece la adhesión de la pintura en ningún caso.

Por qué renovación de la mano de la pintura

No es tan solo la estética lo que se busca activar mediante la pintura de algunas zonas o maquinarias. El proceso de pintado trabaja en la protección de muchas piezas o áreas que no quedan expuestas al óxido, por ejemplo, pero también es un incentivo para la eliminación de los microorganismos que se fueron acomodando durante todos los meses en que no se promovió la apertura ni es pasaje de aire o ventilación.

Es una acción muy salubre y vital renovar los ambientes aportándoles la frescura que la pintura incorpora.

Cómo renovar sin cortar el proceso productivo

Es clave en estos casos contar con un equipo de trabajo externo como puede ser el de Miesa que se ocupa del mantenimiento industrial desde múltiples áreas, una de ellas, la pintura.

La incorporación de personal externo favorece el núcleo productivo que no se ve interrumpido y al mismo tiempo se tiene la tranquilidad de que los que operan son conocedores expertos en la tarea que los ocupa.

¡Renovación hoy mismo! Llamá a Miesa.

Contenido producido originalmente por FastForward Concepts para Miesa.